Asociación Piuké
Menú Principal
indent  Inicio
indent  Sociedades Sustentables
indent  Diversidad
indent  Soberanía Alimentaria
indent  Energías verdes
indent  Ecologismo
indent  Iconos de insustentabilidad
indent  Pulseadas globales
indent  Institucional
indent  Juventud
indent  Eventos
Módulos
indent  Noticias y Artículos
indent  Documentos
indent  Enlaces
indent  Mapa del Sitio
indent  Estadísticas Top
indent  Búsqueda en el sitio
indent  Album de Fotos
Iniciar Sesión
Usuario

Contraseña



Buscar Contenidos del Sitio



Desbalance Anual Ambiental

Desbalance Anual Ambiental

Planeta

Los ecosistemas están en retroceso. Un solo planeta no alcanza para satisfacer el modelo imperante de consumo humano.
No nos hacemos cargo, como generación, del producto de nuestro consumo: los residuos y no tomamos conciencia de que estamos destruyendo los sistemas sostenedores de la vida.
Más allá de algunas originales y extravagantes posturas que vuelven a dudar de que el la actividad humana es causante del Calentamiento Global, el modelo impulsado de producción y consumo hará imposible la habitabilidad de la Tierra.

Este año 2007 acaba de concluir la Cuumbre de Cambio Climático que se desarrolló en Bali. Único ámbito de reunión de los gobiernos para tomar decisiones en conjunto acerca de las políticas y obligaciones a tomar.
No hubo avances, más bien retrocesos. Australia acaba de firmar el Protocolo de Kyoto siempre dentro del marco de cambios decepcionante.
Durante la Cumbre del 2007 se debía establecer agenda de compromisos hasta el 2009. Pero los paises ricos no aceptaron la propuesta aduciendo que algunos países en desarrollo también son contaminadores y deberían asumir estos compromisos.

Tambien esta 13° Conferencia de las Partes de la Convención sobre Cambios Climáticos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), forma parte del proceso de elaboración de un nuevo acuerdo acerca de metas para la emisión de gases contaminantes. El actual acuerdo –Protocolo de Kyoto– termina en 2012. Pero los Estados Unidos, Canadá, Japón y Australia se negaron a asumir metas concretas y obligatorias para reducir sus emisiones de gases que provocan el efecto invernadero. El planeta no puede esperar y nadie lo advierte.

Durante el 2007 China pasó a ser el país que emite mayor cantidad de gases con efecto invernadero. Debemos aclarar que si nos detenemos a medir las emisiones per cápita, no llega a ser importante al lado de los países con sociedades consumistas.
El nacimiento de este “nuevo villano” coincide con las iniciativas impulsadas por Bush para resolver el cambio climático desde un grupo selecto dedicado a la ecoeficiencia.
Coincide con el premio Nóbel a otro norteamericano que, si bien divulga y alerta ante el calentamiento global, no reconoce a su sistema económico-político como causante del mismo.
¿Coincidencias?

El año de la Biomasa y los Agrocombustibles

Imposible sustituir a los combustibles fósiles con biomasa, pero no se perderá la oportunidad el Norte de utilizar nuestro territorio para producir la energía que sostenga su nivel de vida y su concepto de progreso y desarrollo, que se traducirá en más desmontes, más deterioro ambiental y mayor abuso del territorio y el hábitat.

Los argumentos a favor de la minería a cielo abierto no pueden sostenerlo más allá de un grupo de técnicos y empresarios directamente interesados en su explotación económica. Los pueblos ya han tomado conciencia y durante este año han adherido comunidades y provincias a la prohibición de la contaminación y del saqueo. Los pueblos se incorporan al diseño de su futuro.

Evo Morales, presidente de Bolivia, y representante de un pueblo originario habló frente a las Naciones Unidas y dijo “… estamos consumiendo en un año lo que el planeta produce en un año y tres meses. Ante esta realidad, la solución no puede ser el maquillaje ambiental (...) Tenemos que crear una Organización Mundial del Medioambiente con fuerza vinculante, y disciplinar a la Organización Mundial del Comercio empeñada en llevarnos a la barbarie. Ya no podemos seguir hablando de crecimiento del Producto Bruto Nacional sin tomar en cuenta la destrucción y el derroche de los recursos naturales. Tenemos que adoptar un indicador que permita considerar, de manera combinada, el Índice de Desarrollo Humano y la Huella Ecológica para medir nuestra situación medioambiental…”

Pocas veces un presidente ha sido tan lúcido y ha incorporado una dimensión más a su sistema de ideas en un escenario donde predominan viejos postulados de mitad del siglo veinte. ¿Será motivado por su origen?
Los países del Sur han sido impactados por los mismos intereses y con las mismas metodologías.
Las pasteras han sido ejemplo de estas nuevas situaciones. Cuando una comunidad ha decidido poner límites, cuando se ha decidido a decir Basta, se genera un conflicto entre dos países pobres frente a un emprendimiento que provee materia prima para el despilfarro del Norte.
El 2007 fue el año en que comenzó a funcionar la planta de Botnia pero Gualeguaychú no cede. Los analistas políticos están en una encrucijada ya que el conflicto no encuadra en el paradigma ortodoxo.
¿será que el mundo tendrá que acomodarse alrededor de Gualeguaychú?¿porqué no? Es la pregunta del millón.

¿Crisis energética?
Deberíamos hablar de crisis energética si hubiéramos agotado los modelos de desarrollo que dan bienestar real a las comunidades y no los basados en patrones de consumo absurdos e irreflexivos.
Las fábricas resignan producción, los hogares alternan cortes de suministros. Río revuelto. Los políticos anuncian milagroso Plan Nuclear que resolverá con Contaminación Soberana la demanda de más y más energía. Mientras subsidiamos la electricidad que consumen los emprendimientos mineros en la Cordillera: el equivalente de la energía eléctrica que sale de Atucha I la consumirá el complejo minero de Veladero-Penélope y Pascua Lama.


Termina el año con una Marcha Ambiental Contra el Saqueo y la Contaminación organizada por la Unión de Asambleas Ciudadanas que nuclea a Organizaciones y Asambleas de todo el país.
Es la segunda marcha que se realiza y cada vez se articula más la resistencia a este modelo de mundo.

El 2007 también fue el año de la lucha por la ley de Bosques. Un millón y medio de personas firmaron la propuesta de la campaña de Greenpeace. Si bien no es una solución de fondo, el desmonte debe detenerse ya que el daño es irreversible. Esta campaña mensura el interés del ciudadano común y los medios ante el desastre ecológico y es una llamada de atención para el futuro.

El Congreso de Áreas Protegidas y Parques Nacionales que se realizó en nuestra ciudad también fue una demostración del nivel de interés que se tiene por la temática del ambiente y la conservación. Convocando a Cientos de participantes, investigadores, trabajadores de la conservación, gobiernos y periodistas que denotaban su atención, amor y afición por los sistemas naturales. Y casi como una señal de alerta fue la exagerada presencia del ámbito empresarial dentro de las jornadas, llegando en algunas ocasiones a socializar ideologías y metodologías políticamente superadas, por suerte. Cabe suponer que hubiera una estrategia común detrás de tamaña participación. Descartamos que fuera producto del inconsciente colectivo. Y más aún, moviéndose dentro de la legalidad y dentro de lo que la ley no prohíbe.

El desmonte y la pérdida de bosque nativo en nuestra ciudad ha sido a causa de la urbanización sin control ni planificación. En vez de haber decidido la comunidad su vinculación con el ambiente, ha decidido el mercado. El discurso actual reza: “hay inversiones esperando para ingresar a Bariloche”. Seguramente se ha generado un terreno y un escenario propicio para su desembarco, pero, esto no debe ser motivo para apurar decisiones ni para dejar de analizar quién se beneficia con las ganancias.
El abastecimiento energético de Bariloche está en problemas. Si las inversiones no contemplan las externalidades, si no incorporan los costos en infraestructura, los costos ambientales y los costos sociales, siempre será barato invertir en nuestra ciudad. Nosotros, nuestros bosques y nuestros ecosistemas los subsidiaremos y el rumbo del desarrollo estará signado por la destrucción de la diversidad, biológica, cultural y social, transformando en insustentable el camino. Olvidándose del derecho de las futuras generaciones.

Los residuos han sido la estrella ambiental local en este año que pasó. Lejos de promover una solución participativa frente a la reducción de los residuos, analizar el modelo de consumo de nuestra comunidad, y proponer cambios de fondo, se ha corrido detrás del incendio para apagarlo como sea.
Y las planificaciones de una ciudad, que deberían ser a largo plazo, se transforman en medidas coyunturales donde, ante la urgencia de la catástrofe, se barajan mágicas soluciones sin el consenso y la construcción necesarias.
En el 2025 los barcos con residuos del primer mundo recorrerán los océanos en busca de un país pobre donde descargarlos. Hoy como un presagio, Bariloche no puede hacerse cargo de su consumo y analiza lugares alejados para depositar lo que no puede gestionar en su territorio.

La Carta Orgánica se está transformando en Compost

Todavía resuenan los aplausos del día en que se aprobó la actual Carta Orgánica, con los convencionales, los medios de comunicación y los vecinos presentes.
Nuestros representantes y en nuestra presencia aprobaron un conjunto de normas permanentes que nos regirán en adelante y un conjunto de normas transitorias complementarias con plazos de obligatorio cumplimiento.
En relación a esto, advertimos que desde el día 4 de agosto pasado vencieron estos plazos sobre algunas importantes disposiciones en materia Ambiental:
Humedales
”La Municipalidad reglamentará y dispondrá medidas que garanticen la protección y uso racional de los humedales (mallines) en un plazo no mayor de seis (6) meses”
Estudios de impacto ambiental
”La Municipalidad reglamentará la obligatoriedad de los estudios de impacto ambiental de emprendimientos públicos o privados y su discusión en Audiencia Pública, en el plazo de seis (6) meses”.
Otras disposiciones relevantes:
Acceso a lagos, ríos y arroyos
”La Municipalidad dispondrá de un plazo de cuatro (4) meses a partir de la sanción de la presente Carta Orgánica para dar inicio a la apertura de accesos a los lagos navegables y sus márgenes, así como a los ríos y arroyos navegables y sus respectivas riberas externas, y las continuará hasta su finalización.
Relevamiento de los bosques protectores
”La Municipalidad realizará el relevamiento de los bosques protectores nativos y permanentes en un plazo máximo de un año a partir de la sanción de la presente Carta Orgánica.”
Sobre estos cumplimientos, nuestros convencionales establecieron que “cada Departamento informará a los otros dos en forma mensual el cumplimiento de los plazos que sean obligaciones a su cargo establecidos en las normas transitorias” y además, que “los informes tendrán adecuada difusión para el control popular de la gestión”.
¿Qué ocurrió hasta ahora con la difusión pública de estos actos de gobierno?

Este año, además, ha sido el año en el cual el Municipio ha refutado el argumento contra los transgénicos. Flaco favor político se ha hecho.

El año en el cual la Cooperativa de Electricidad convoca a un Foro sobre la Energía, inclusivo y propicio para el diálogo. Al mismo tiempo, en el ámbito de planificación estratégica de nuestra ciudad, anuncia su deseo de incorporar la energía nuclear a la plantilla energética local. El diálogo y el debate está franco y abierto.

Ante este desbalance ambiental y social, tenemos la presencia de una comunidad que no se ha desmovilizado y que no es indiferente. La defensa de los bienes comunes, de lo público que había sido subalterno a lo privado, del bien común que había sido subordinado al bien individual y el uso del territorio ambiental ha sido el propósito de los vecinos y organizaciones participativos.
Cada sociedad debe desarrollar culturas locales de la sustentabilidad acordes a su medio físico y nuestra sociedad las está desarrollando.


Creado el 01/02/2008 03:17 PM por alejandro
Actualizado el 06/05/2010 08:10 PM por alejandro
 Versión para Imprimir
Sitio desarrollado y alojado por Asociación MAPU